25 abril 2014

Reseña: Julieta o el vicio ampliamente recompensado

¡Hola! 
Sinopsis:
Julieta y su hermana estudian en el convento de Pathemont. A la muerte de sus padres quedan en el abandono y sin un lugar adonde ir. Ante esta situación, julieta decide dar rienda suelta a sus deseos y perversiones sexuales, lo que la lleva a alcanzar el éxito y la respetabilidad en una sociedad llena de vicios.
Este libro me lo prestó una amiga ya que ella lo había leído, le gustó mucho y quería platicar con alguien sobre él. Yo la verdad estaba un poco reacia a leerlo, ya que una vez había leído parte de 120 días de Sodoma y sinceramente no me gustó lo que leí me perturbó. De entrada sabía más o menos lo que me iba a encontrar bueno con ese título y esa portada no es como que no nos hagamos una idea de que va. Pero luego lo leí y ¡Oh, sorpresa! el libro me gustó bastante.
Dejando de lado esa pequeña experiencia, empecemos, este libro trata sobre Julieta y su vida en el mundo del libertinaje. En un principio ella era bastante ingenua e inocente pero conforme avanza el libro ella se adentra cada vez más en el mundo del libertinaje volviéndose déspota, cruel y egoísta. Empezamos viendo a Julieta en el convento, después en un burdel, luego conociendo libertinos que eran figuras importantes y subiendo de nivel entre  ellos, mostrándonos prácticas escabrosas, oscuras, crueles, déspotas e incluso repulsivas que ellos tienen. (A pesar de algunas escenas, que no son para estómagos sensibles, es menos hardcore que 120 días de sodoma)
Lo que más me gustó del libro fue la crítica que se hace hacia la sociedad, en primera, prácticamente todos sino es que todos no recuerdo bien los libertinos eran personas con poder que podían hacer cualquier cosa y quedar impunes, gracias a ese poder, hacían lo que querían, cuando querían y no les importaba nada ni nadie más que ellos mismos y su placer.
En segunda, la critica hacia el pensamiento y la vivencia de la sexualidad sobre todo hacia el que imponía la iglesia, rompiendo sus dogmas y diciéndonos que no está mal sentir atracción por el mismo sexo, que el deseo sexual no es algo por lo que debamos avergonzarnos ni reprimirnos, que el sexo es natural y podemos obtener placer de él, entre otras cosas. Aunque estoy de acuerdo en eso, estoy desacuerdo que debamos pasar por encima de quien sea para obtener placer. 
Algo que no me gustó del libro es que cuando llegué más o menos a la última parte del libro pensé: mmm esto es más de lo mismo, ya no sentí la misma emoción que en el principio.
En resumida cuentas es un buen libro que deja mucho que reflexionar acerca de la sexualidad aunque no es un libro para cualquiera, ya que es bastante fuerte en algunas partes.
¿Qué les pareció? ¿Leerían el libro? ¿Lo han leído? Déjenme sus comentarios

No hay comentarios:

Publicar un comentario